Foto-de-Ernesto-Caballero-por-marcosGpunto

Ernesto Caballero (Madrid, 1958), Director del Centro Dramático Nacional desde el 1 de enero de 2012, es uno de los hombres más versátiles de la escena teatral española. Pertenece a esa generación de creadores que conoce el mundo teatral en todos sus aspectos: como autor, como director de escena, director de compañía, y como maestro de actores. Profesor titular de Interpretación en la Real Escuela Superior de Arte Dramático, ha sido director asociado del Teatro de La Abadía.

Sus trabajos más recientes como director son: Rinoceronte, de Eugène Ionesco (2014, CDN); Vida de Galileo, de Bertolt Brecht (2016, CDN); El Laberinto mágico, de Max Aub, con dramaturgia de José Ramón Fernández (2015 y 2016, CDN); Tratos, una versión contemporánea de Trato de Argel, de Cervantes (CDN y San Sebastián Capital Europea de la Cultura 2016); Jardiel, un escritor de ida y vuelta, basado en Un marido de ida y vuelta de Enrique Jardiel Poncela (2016, CDN); Inconsolable, un texto de Javier Gomá (2017, CDN) y Acastos. ¿Para qué sirve el teatro?, coloquio dramático de Iris Murdoch (2018, CDN).

Anteriormente, dirigió grandes éxitos de la escena madrileña como Sainetes de Ramón de la Cruz (2006) en la Compañía Nacional de Teatro Clásico; y para el Centro Dramático Nacional, El señor Ibrahim y las flores del Corán, de Eric-Emmanuel Schmitt (2004), Las visitas deberían estar prohibidas por el Código Penal, coescrito con Ignacio del Moral sobre textos de Miguel Mihura (2006), y La colmena científica o el Café de Negrín, de José Ramón Fernández (2010).

Como autor, su último texto, La autora de Las meninas –del que asume también la dirección-, se representó en el CDN a finales de 2017, tras una larga gira por España. Su anterior obra, el monólogo Reina Juana, se estrenó en 2016 en el Teatro de La Abadía con dirección de Gerardo Vera, y recorrió los principales escenarios del país.

En su obra dramática destacan además títulos como Squash, Retén, Solo para Paquita, Rezagados, Auto, Santiago (de Cuba)… y cierra España, Un busto al cuerpo, Pepe el romano, Te quiero… muñeca, Maniquís, Sentido del deber, El descenso de Lenin

El trabajo de Ernesto Caballero como director responde a muchas de las claves que aparecen también en su producción dramática: la misma insistencia en la temática social y la misma búsqueda de los límites entre el escenario y la realidad, la indagación en la metateatralidad, y el juego de tiempos y espacios.

En 2017, Ernesto Caballero fue galardonado con el XI Premio Valle-Inclán de Teatro por su dirección de El laberinto mágico, espectáculo que fue también premiado en diferentes categorías en los XX Premios Max (2017). En 2015, su montaje de El laberinto mágico obtuvo el galardón al Mejor Espectáculo en la gala anual de The Central Academy of Drama (Pekín, China). Con anterioridad recibió, entre otros, el Premio José Luis Alonso, concedido por la Asociación de Directores de Escena, por su montaje de Eco y Narciso; el premio de la crítica teatral de Madrid al mejor autor de la temporada por Auto y Rezagados; el premio de Dirección de la Asociación de Directores de Escena por Sainetes y En la vida todo es verdad y todo mentira; y el Premio Max 2006 al texto mejor adaptado por El señor Ibrahim y las flores del Corán.

Plan del Director 2012-2016 (pdf)