Frank llega a casa. Tropieza con los zapatos de su mujer, sorprendido e irritado por el desorden general del piso y por la presencia de ceniza y colillas de cigarrillos en los rincones más inesperados. El caos normal de una relación normal. Busca un lugar donde dejar su bolsa de plástico. Lo que lleva en ella no es la compra, sino las cenizas de su madre muerta. Frank y Katarina no tienen hijos, están al final de la treintena y son pareja desde hace nueve años. Viven en un elegante pero desordenado apartamento. Esperan la llegada del hermano de Frank para asistir al funeral. Este retrasa su llegada, de manera que ahora se enfrentan a la amenazadora perspectiva de una tarde libre.

Jenna y Thomas viven en el piso de abajo; son de la misma edad, pero tienen tres hijos y pasan por todas las pequeñas desgracias que suelen suceder en una familia pequeña y normal. El arroz que Jenna pide prestado es el punto de partida de una invitación. Los jóvenes padres, felices y exhaustos con sus hijos, entran en el infierno de la relación de Frank y Katarina. La velada comienza como una especie de reunión amistosa de las dos parejas y se acaba convirtiendo en una retahíla de meteduras de pata imprevistas. Los cuatro se enzarzan en una cadena de humillaciones, provocaciones sexuales, confesiones involuntarias y ataques exhibicionistas. La agresiva soledad de la pareja sin hijos hace añicos el supuesto idilio de los otros dos. Esta avaricia sexual por el otro, que a lo largo de centenares de encuentros en la escalera del edificio se ha transformado en una constante fantasía, no puede expresarse en forma de catarsis. Se descompone en situaciones bochornosas.

El miedo a la soledad, el aburrimiento de la vida juntos y las esperanzas imposibles de un cambio estimulante, crean una prisión en la que los demonios de la vida se esconden en una cotidianeidad de pequeñas mezquindades, torpes rencores, amenazas de separación e impotencias sexuales.

Dämonen (Demonios)
31 de octubre a 1 de noviembre de 2010

Teatro Valle-Inclán (Ciclo Una mirada al mundo)

Idioma: Alemán,  con sobretítulos en castellano

REPARTO (por orden alfabético)
EQUIPO
ARTÍSTICO
Thomas Ostermeier (Dirección), Nina Wetzel (Escenografía y vestuario), Erich Schneider (Iluminación), Nils Ostendorf (Música), Sebastien Dupouey (Vídeo), Bernd Stegemann (Dramaturgia), Schaubühne am Lehniner Platz (Producción)