No habrá vestimentas teatrales, ni ritmos bucólicos en fríos salones, ni trastos que denoten el tiempo campestre. La acción se desarrollará en la ya vieja y golpeada escenografía de Mujeres soñaron caballos. Una mesa, dos sillas y una botella. Quitando elementos hasta llegar a la expresión mínima, adecuada para los actores. Espía a una mujer que se mata, versión de Tío Vania, acaba sedimentando algunas cuestiones de orden universal: el alcohol, el amor por la naturaleza, los animales toscos y la búsqueda de la verdad a través del arte. Dios, Stanislavski y Genet, desvencijados.

27 octubre a 10 diciembre de 2017

Sala Francisco Nieva (Teatro Valle-Inclán)

Horario: martes a sábado a las 19:00 horas y domingo a las 18:00 horas

Iniciado el espectáculo, no se permitirá el acceso a la sala excepto en las pausas, si las hubiere

EQUIPO
ARTÍSTICO

Daniel Veronese (Texto, dirección y escenografía)

Producción: Centro Dramático Nacional