Fuga de cuerpos podría definirse como una comedia ¿romántica? que no hace ninguna gracia. Igual que una casete (se trata de una historia generacional), posee dos caras: A, el punto de vista de ella; B, el de él. Ambos son víctimas y victimarios de la inmadurez emocional –¡la herencia recibida!–, protagonista a su pesar de una ruptura que les proyecta hacia soluciones vitales inusitadas.

El anverso de la fuga de cerebros, de la que tanto se ha hablado durante la crisis, es el “precariado” emocional, la promiscuidad como huida hacia delante. El feminismo busca la complicidad de esa risa que rompe y quema los labios, para abordar temas como la prostitución, la paternidad responsable o el aborto… Derechos en relación con el cuerpo que siguen siendo objeto de guerras políticas.

“El sexo soporta tiranías y abusos de todo tipo sobre los que se sostienen gobiernos, estados y la propia identidad del individuo. Por eso… ¿te has preguntado si tus decisiones sexuales son libres o están moldeadas por la conveniencia de otros?".

Beatriz Espejo, Manifiesto Puta.

Fuga de cuerpos (Nueva Dramaturgia Contemporánea)
18 de diciembre de 2017

Teatro María Guerrero

Horario: 20:00 horas

Duración: 1 hora y 30 minutos aproximadamente.

La obra contiene escenas y expresiones que pueden herir la sensibilidad del espectador.

Iniciado el espectáculo, no se permitirá el acceso a la sala excepto en las pausas, si las hubiere.

Los cigarrillos que se fuman en escena no contienen tabaco.

venta de entradas
REPARTO (por orden alfabético)
EQUIPO
ARTÍSTICO

María Velasco (Texto), Javier Giner (Dirección), Ruth Rubio (Ayudante de dirección), Juan Sebastián Domínguez (Coordinador artístico), Liza Bassi (vestuario), Miguel Salinero (iluminación)

Agradecimientos: Sociedad Cervantina, Centro Cultural Paco Rabal, Alessio Meloni y Luis Perdiguero