Los desastres del siglo XX -las guerras, los totalitarismos y sus consecuencias- acabaron por deslegitimar las ideologías: hoy resulta ingenua la esperanza en un mundo mejor.

Una gran emoción política es una propuesta escénica total inspirada en Memoria de la melancolía, autobiografía de María Teresa León, que aborda los años decisivos de nuestra historia reciente, los de la guerra civil y el exilio: años marcados por el fervor político, el mito de la Revolución y la fe en las utopías.

Sin pretensiones historicistas, sino con la intención de desvelar lo arquetípico y universal de aquellos acontecimientos, trataremos de encarnar esa emoción política que empuja a un pueblo a creer en su derecho a intervenir en la historia de su país como si el futuro de este le perteneciera. 

El sueño de María Teresa fue regresar a una España libre de la dictadura franquista. Cuando por fin pudo hacerlo, en 1977, el alzhéimer no le permitió reconocer la tierra que pisaba. España y María Teresa han sufrido el mismo destino: el borrado de memoria, el olvido premeditado.

Una gran emoción política (En letra grande)
Del 26 al 30 de septiembre de 2018

Teatro Valle-Inclán

Horario: de martes a domingo a las 20:00 horas 

Iniciado el espectáculo, no se permitirá el acceso a la sala excepto en las pausas, si las hubiere

2018 Año europeo del patrimonio cultural

EQUIPO
ARTÍSTICO

Luz Arcas y Abraham Gragera (Dramaturgia y dirección), Luz Arcas (Coreografía), Carlos González y Abraham Gragera (Composición musical), La Phármaco y Xosé Saqués (Espacio escénico), Jorge Colomer (Iluminación), Paola de Diego (Vestuario), Laura Ortega y Gabriel Blanco [Spectare] (Producción ejecutiva), María Peinado (Ayudante de producción) y Virginia Rota (Fotografía y vídeo)

Coproducción Centro Dramático Nacional y La Phármaco